Iker Fernández, Hacedor de aventuras

Si te gusta, compárteloShare on Facebook19Tweet about this on Twitter0

iker fernandez

Conocimos a Iker en una conferencia que impartió hace unos meses en Donosti. Nos apuntamos y lo que nos encontramos fue a un hombre lleno de pasión en lo que hace y con mucha fuerza a la hora de transmitir lo que él siente por la vida.

Es coach, formador, consultor y guerrero de sueños. Se hace llamar “Hacedor de aventuras” y con su magnetismo y su espiritualidad es capaz de ayudar, a quien realmente quiera,  a conseguir sus sueños. Si queréis saber algo más de él, aquíaquí lo podéis averiguar.

1.- ¿Qué significa para ti ser coach?

Ser coach en sí mismo no es lo importante para mi, hoy en día le pegas una patada a una piedra y afloran miles de coaches. Muchas personas que antes se dedicaban a la consultoría hoy se definen como coaches. Y como todo lo que se pone de moda hay que filtrarlo. Están los profesionales que se ponen el sello de coach porque mola y quienes, más allá de nombres y títulos, su trabajo refleja honestidad y autenticidad. Suelo decir que si estás buscando un coach, puedes elegirlo según cómo te responda a la pregunta: ¿Qué errores has cometido en tu vida?. Si no se moja, peligro. Si comparte contigo sus fracasos y aprendizajes vitales, puede que sea la persona que buscas.

Para mi coach es sólo un concepto. Lo que te diferenciará es la historia que hay detrás de ti como coach, será lo que dará sentido a la labor que desempeñas. Ser coach supone responsabilidad y compromiso con las personas a las que acompañas. Si tu DNI vital no cuenta con errores superados, no podrás acompañar a nadie de manera profunda.

La verdad es que me gusta más presentarme como Hacedor de Aventuras, de sueños e ilusiones, con los pies en la tierra.

2.- ¿Te has encontrado con muchas dificultades en tus inicios como emprendedor?

Si te dijera que no mentiría. En 2010 dejé de ser director comercial de un medio de comunicación conocido en el País Vasco por emprender un proyecto vital, que no tenía nada claro dónde me llevaría. Sabía lo que no quería, sentía que me iba consumiendo en un trabajo que no me aportaba personalmente lo que mi corazón gritaba. Ganaba bien, contaba con un trabajo estable, un puesto de reconocimiento y un equipo a mi alrededor que me apreciaba. Teóricamente no me podía quejar. Pero sentía que ese no era mi sitio.

Es una sensación dura, porque a la vez que intuyes lo que no quieres, respiras con miedo y no ves con claridad de qué manera vas a llevar a cabo el plan que has escrito en el papel. Preguntas como:

¿Qué es lo que quiero?

¿De verdad será eso lo que quiero? ¿Y si me arrepiento?

¿Por dónde empiezo?

¿Cómo pagaré la hipoteca el mes que viene?

Luego empiezan los “Y sis”. Y si no sale bien, y si no soy suficientemente bueno, y si me estoy equivocando…

Los “y sis” nunca acaban con final feliz. La única manera de afrontar un “y si” es probando, con la acción, el aprendizaje continuo y sin flagelarte innecesariamente.

Por eso para emprender recomiendo hacerlo desde la convicción y no desde la necesidad. Si cuentas con la pasión y dosis de locura sana, si de verdad quieres intentarlo a pesar de los errores que cometerás a lo largo de tu aventura, cuentas con mucho ganado.

Recuerdo que en 2012 fue la primera vez que salí a un escenario para contar una historia como coach, estaba muy asustado, no hacía más que preguntarme ¿y si no lo hago como la gente espera? ¿si se me olvida el guión en mitad de la charla?. Me di cuenta que si continuaba impartiendo charlas me correspondía ser mucho más honesto conmigo mismo. No pensar en mi y en mis miedos, sino en los miedos del público. Aprendí que si de verdad quería ser emprendedor de la vida, debía cambiar mis preguntas antes de emprender cualquier nuevo proyecto, antes de salir a un escenario o impartir una formación. La pregunta que siempre debía hacerme es: ¿Para qué hago lo que hago más allá del resultado que obtenga hoy?.

La respuesta siempre es la misma: para empoderar a la persona que tenga frente a mi, mostrándome tal y como soy. Sin demostrar nada a nadie. Ni a mi mismo. Si un día esta respuesta cambia, posiblemente necesite cambiar de proyecto.

3.- ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

Es una pregunta muy fácil de responder: cada persona a la que acompaño. Puede sonar cursi pero es la verdad.

Cada historia exige ponerme en situación, alucino con la autenticidad del ser humano, con la capacidad de superación ante situaciones dolorosas y exigentes. Muchas veces mis clientes se sorprenden porque les digo que les admiro. No saben muy bien por qué y se lo explico. Convivimos cerca de esas historias, nuestro vecino, la compañera de trabajo, un amigo, esa persona anónima con la que cruzas una mirada de complicidad en la cafetería todas las mañanas. Cada persona cuenta con una historia apasionante, muchas veces sufre en silencio, y cuando la comparte y se abre a ti es el mayor chute de motivación y responsabilidad que puedes recibir. Esa persona deposita su confianza en tu trabajo. Se convierte en hacedora de aventuras y en ese instante mágico pones todo tu foco para que dotarle de herramientas y logre creer más en sí misma.

4.- ¿En qué proyecto nuevo te has embarcado?

Estoy viviendo un momento precioso. Como si las piezas del puzzle encajasen de golpe y tuvieran todo el sentido del mundo que no lograba ver hace seis años.

He creado el PROGRAMA 91 DÍAS SELFCOACHING, COMO SER TU PROPIO COACH.

Llevaba mucho tiempo pensando en cómo aplicar todo el aprendizaje de cada proceso de coaching personal vivido con los clientes a lo largo de más de 1500 horas de sesiones trabajadas. Me obsesionaba la idea de sistematizar una metodología que facilitase a una persona a lograr su objetivo. El año pasado pusimos en marcha la primera edición y fue todo un éxito. En septiembre se pone en marcha la segunda edición y las inscripciones ya están casi completas.

Cada año, 20 personas pueden vivir de manera presencial esta experiencia y estoy valorando publicar el trabajo en un libro y extender el proyecto al mundo on line, con cursos vía web, para llegar con el mensaje a más personas, sin que la distancia sea un obstáculo.

5.- ¿Un sueño que te falte por cumplir?

¡Muchos! Aquí van algunos…

– Sentir que me desenvuelvo bien en inglés y en euskera. Esto de los idiomas es un asunto que llevo haciéndomelo mirar hace un tiempo.

– Viajar con una ONG y ponerme en la piel de personas en dificultad para ver otras realidades, despertando de mi anestesia. Pronto quizás se cumpla, ya os contaré.

– Publicar esos libros que están en mi cabeza y en apuntes, llevo tiempo bocetando y disfrutando.

– Construir un modelo de vida que me permita viajar y vivir en cualquier parte del mundo, sin la atadura del lugar, idioma o proyecto profesional.

– Y el sueño más importante: mantener la ilusión por seguir soñando.

6.- ¿Qué es el éxito para ti?

Gran pregunta. Empiezo por lo que he aprendido que no es. El éxito no es conseguir resultados, títulos, dinero, logros o el reconocimiento de otras personas. El éxito es sentirte sereno y pleno, ya y ahora, con lo que eres, haces y tienes.

Éxito es dormir sereno cada noche, con la extraña sensación de que estás en el lugar donde debes estar y aceptarlo.

7.- ¿Cuál ha sido el libro que más te ha fascinado?

Siempre recomiendo dos joyitas.

“LOS CUATRO ACUERDOS” de Miguel Ruiz fue la lectura que me removió hace 10 años por dentro, me ayudó a despertar y identificar lo que necesitaba trabajar personalmente para dar un cambio verdadero en mi vida.

Y una segunda obra que me ayudó a desapegarme del resultado y comprender cómo funcionamos las mujeres y los hombres en un momento dado de nuestra vida en la que necesitamos respuestas. No es un libro, es una película documental titulada “EL CAMBIO, DE LA AMBICIÓN AL SENTIDO” del Dr. W. Dyer.

Trata sobre la conocida crisis de los 40. Esta película te ayuda a comprender que la vida es más simple, consiste en el cambio de nuestras prioridades vitales, pasamos de la ambición de conseguir cosas a necesitar encontrar el sentido de cada paso que damos.

Si os ha gustado no dejéis de compartir. Gracias y un abrazo.

Eliana

Acerca de Eliana

Apasionada de mi familia y aprendiz de la vida. Consciente de que cada día es una oportunidad para crecer y seguir caminando e intentándolo a pesar de las dificultades que puedan ocurrir.

Descubre la conexión entre el cuerpo, la mente y el alma.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás GRATIS nuestra guía

Si te gusta, compárteloShare on Facebook19Tweet about this on Twitter0

One Comment on “Iker Fernández, Hacedor de aventuras

  1. A mí también Wayne Dyer me señaló el camino, a mi como a todos, me corresponde andarlo.
    Hay una conferencia suya en youtube
    El Poder de la Intención está en castellano.
    Después lei: Piensa Diferente, Vive diferente y Nuevos Pensamientos para una Vida Mejor y recibí mucha luz (sin pagar un céntimo a Iberdrola)
    Wayne Dyer me ayudó a despegar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies